RESERVA COGNITIVA COMO PREDICTOR DE DETERIORO COGNITIVO Y FUNCIONAL

30 06 2013

En la siguiente entrada compartimos la comunicación presentada en el 55º Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología celebrada en la ciudad de Valencia entre los dias 12 y 14 de junio,  al que tuvimos la oportunidad de asistir y presentar nuestro trabajo.

Se han descrito diferentes factores personales y ambientales que modulan la manifestación clínica de algunas enfermedades neurológicas así como su evolución. Uno de ellos lo constituye el grado de reserva. La idea de la reserva surge  al no observar relación directa entre el grado de daño cerebral o patología, y la manifestación clínica de este daño. Dentro de este enfoque, surgen dos conceptos, el de Reserva Cerebral como modelo pasivo que tiene en cuenta el volumen cerebral y el número de neuronas y la Reserva Cognitiva (CR) como modelo activo según el cual el cerebro intenta compensar el daño usando procesos cognitivos preexistentes o creando abordajes compensadores.Según este modelo las personas con mayor CR, tendrán más éxito haciendo frente a la misma cantidad de daño cerebral.

Multiples estudios han demostrado efectos sinérgicos para niveles altos de educación, logros profesionales, actividades de ocio, sugiriendo que cada una de estas experiencias contribuye de forma independiente a la reserva.

Nos propusimos analizar la influencia de los aspectos medidos en el Cuestionario de Reserva Cognitiva (CRC) (L. Rami et al) como favorecedores de reserva cognitiva, sobre el declive cognitivo y funcional, en pacientes con enfermedad que cursa con deterioro cognitivo.

Para ello realizamos un estudio retrospectivo y descriptivo en el que analizar la relación entre  la cantidad  total de reserva cognitiva y cada uno de los ítems del CRC (escolaridad, escolaridad de los padres, cursos de formación, ocupación laboral, formación musical, idiomas, actividad lectora y juegos intelectuales), con el declive funcional y cognitivo de una muestra de 46 sujetos (7 hombres, 39 mujeres) con una edad media de 83,8 años y desviación típica 5,38. Se evaluaron las variables: edad, género, Barthel, GDS, MEC, hábitos saludables, actividad física y depresión. Para el análisis de los datos se empleó el PASW v.18.

Las conclusiones que obtuvimos fueron que en pacientes clasificados por severidad clínica, aquellos con mayor nivel educativo y mayor actividad lectora, empeoraban más rápido que aquellos con menor educación y menor actividad lectora. Se explica con la hipótesis de que a mismo nivel de severidad clínica, la patología subyacente está más avanzada en pacientes con mayor Reserva Cognitiva.

 A continuación os adjuntamos la comunicación completa.Comunicación Reserva Cognitiva Congreso SEGG Valencia 2013


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Cáncer: terapias y tratamientos

Una visión diferente sobre el cáncer

davidgarzaperez

Fotografía

R-evolución asistencial

Rehabilitación, Salud y TICs

Rehabilitación, Salud y TICs

Mariposas del alma

Blog sobre la enfermedad de Alzheimer

Blog de la Fundación Montemadrid

Rehabilitación, Salud y TICs

A %d blogueros les gusta esto: